Tengo 55 años y fuí por muchos años atleta de alto rendimiento. Durante 25 años no había podido apoyar bien un pie para caminar. Después de una sólo a sesión de biomagnetismo con Tatiana Llort salí caminando perfectamente bien y sin dolor.